Prolongar el orgasmo masculino es posible

Las mujeres tienen la fama de conseguir que sus orgasmos se alarguen mucho más, así como el hecho de poder tener varios orgasmos en una sola sesión. Esto es un hecho bastante envidiable para muchos hombres, que ven como a veces se quedan desinflados a la primera de cambio.

El porno español está lleno de casos similares. Aunque sean personas mucho más entrenadas que el resto de mortales, se nota mucho la diferencia entre hombres y mujeres. Lo peor está cuando lo quieres probar en casa, muchos hombres duran muy poco o bien sus orgasmos los dejan tan K.O que tienen que olividarse de realizar cualquier otra acción sexual en lo que queda del día. En esto las mujeres maduras sobre todo les llevan mucha ventaja…

¿Cómo prologar el orgasmo masculino?

Hay varias técnicas para ello. En el portal de MujerHoy salen unas cuantas, que nosotros comentamos a continuación:

  • Intentad que al principio no haya mucho toqueteo. Basta con jugar un poco con el sentido de la vista, es decir, hacer algún streptease por ejemplo. Normalmente los hombres se excitan bastante así y es interesante, ya que en la mayoría de casos no hay ni una rozadura de piel. Jugar a esto un poco nos sirve para ir entrenando las ganas y la excitación.
  • Probar de hacer un 2×1, es decir: estimular dos zonas a la vez para promover la doble excitación. Suele funcionar muy bien que con una mano se toque el pene y con la otra el pecho o la espalda. De hecho, tampoco hace falta que sean los dos con las manos: puedes usar la boca para ello (los dientes, la lengua… nada como lamer o realizar pequeños mordisquitos sensuales en los puntos claves del cuerpo!)
  • Frena el orgasmo. Pero ojo, no hace falta ser bruto! Cuando se vea que ya está a punto de llegar, ambos podéis conseguir que se frene y la cosa aguante un poquito más. Basta con presionar un poco la zona e intentar hacer retrasar la sensación de que el clímax está a punto de llegar. Al principio puede costar un poco pero luego ya cuando vas cogiendo práctica es muy fácil.
  • Id cambiando de postura para no crear monotonías. Si lo hacéis periódicamente conseguiréis que el cuerpo no se concentre tanto y aunque tenga algunos puntos negativos, ganaréis en otros. También es interesante ir a la búsqueda del punto P, que sería el punto G en versión masculina. Este está dentro del recto, más o menos a cinco centímetros del ano y en dirección a la vejiga. ¡Se vuelven locos cuando se les estimula esa zona!
  • Juguetes eróticos y algún que otro gel para acabar de hacerlo bien. Si veis que intentado todo esto no conseguís retrasarlo, podéis optar también por usar productos externos, como los geles pensados específicamente para esta acción o bien juguetes sexuales. Hoy en día se pueden encontrar un montón de modelos diferentes y con muchas funciones distintas. Conseguir el juguete ideal para vosotros no creo que se os haga muy complicado!