Tienda de ropa de trabajo ¿Cómo vender locales?

ropa de trabajo naisa

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, casi parece una misión imposible vender un inmueble o un local comercial en España, como nos pasa en este caso de una tienda de ropa de trabajo. A la falta de crédito se le suma la necesidad imperiosa de obtener unos beneficios por encima de las posibilidades tanto de compradores como de vendedores. Pero es inviable. Ya no se puede uno beneficiar especulando con el precio de nada. Hemos aprendido la lección y ahora nos molestamos en ajustar la necesidad al precio todo lo que podamos. En definitiva, vender un local comercial no es tan fácil como antes, pero, desde luego, no es una misión imposible. Presentamos tres maneras de vender de mayor a menor probabilidad de éxito. En el negocio inmobiliario, téngase en cuenta que todo es posible y que nada es seguro.

En primer lugar, hoy en día, sin lugar a duda, la mejor manera de vender un local comercial es a través de Internet; poniendo anuncios en portales web de compra y venta de inmuebles y locales comerciales. Ignorando el hecho de que es la plataforma de exposición más accesible y transitada del mundo, colgar un anuncio en un portal web de las características susodichas es gratis. En estos sitios, además, cabe la posibilidad de incluir en nuestro anuncio información de todo tipo sobre nuestro local en venta como por ejemplo fotografías de su exterior e interior, sus dimensiones, su precio total y el precio de cada metro cuadrado en relación al precio total, sus particularidades en cuanto a sus equipamientos básicos y a sus equipamientos accesorios, su localización exacta mediante un plano digitalizado, etcétera. EnAlquiler.com  e Idealista.com destacan por encima del resto como los dos portales web de compra y de venta de inmuebles y de locales comerciales más populares en España.

En segundo lugar, hoy en día, sin lugar a duda, otra buena manera de vender un local comercial es a través del contacto con una agencia inmobiliaria cercana a nuestro local comercial. De esta manera, nos evitamos las preocupaciones derivadas de la gestión de la venta, no obstante, así tendremos que pagar una comisión al agente inmobiliario de turno. Forzoso inconveniente.

En tercer y último lugar, otro modo de informar de la puesta en venta de nuestro local comercial es a través de anuncios en vallas publicitarias. En época digital, resulta un tanto anacrónico, pero nunca se sabe. Siempre hay que probar suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *